ir a la portada de ELPajarito.es

Rebelión de profesores de la UCAM contra Mendoza por la “explotación laboral” pese a las ganancias “desorbitadas”

Denuncian en un escrito que “el ultraliberalismo de esta institución, unido a la homofobia y el machismo que rezuman sus paredes, la convierten en un referente en lo relativo a prácticas opresoras”
José Luis Mendoza, presidente de la UCAM, durante una visita al Papa Francisco

Profesores de la Universidad Católica San Antonio de Murcia (UCAM) han estallado contra los gestores de la institución docente, encabezados por su presidente José Luis Mendoza, porque no aguantan más la situación de “precariedad” y “explotación laboral” que vienen soportando desde hace años y que, según denuncian, ha empeorado últimamente. Y ello pese a las ganancias “desorbitadas” que se están embolsando los dueños de esta universidad católica privada, que también hace alarde de sus donaciones millonarias al Vaticano.  

Un grupo de docentes de la UCAM han dicho basta ya y han elaborado un texto consensuado, al que ha tenido acceso La Crónica del Pajarito, para “trasladar a la opinión pública, y a nuestros alumnos, una situación que estamos sufriendo desde hace bastantes años y que cada vez va a peor”. El escrito conjunto de estos profesores no está firmado, pues “por motivos obvios deseamos permanecer en el anonimato”. Firmarlo habría supuesto, seguramente, el despido como represalia inmediata.

Sin mencionar expresamente a Mendoza, en el texto se afirma que en la UCAM “pese a los importantísimos ingresos que reciben gracias a las matrículas de sus alumnos, cifras desorbitadas que se miden en millones de euros, las medidas de sus gestores hacia sus trabajadores (en este caso hacia los docentes) van encaminadas a una continua explotación y desprofesionalización de los mismos”.

Y denuncian que la última directriz de la UCAM “va encaminada a que los docentes tengan que ‘manejar’ una cantidad de alumnos por aula y una cantidad de asignaturas (para cumplir la ya de por sí desorbitada cantidad de créditos de su docencia) difícilmente abordables, al menos, con un mínimo de calidad y dignidad pedagógica y profesional”. Mientras, afirman que los gestores de la Universidad “se reparten el pastel bajo la salvaguardanza de una Fundación”.

Ultraliberalismo, homofobia y machismo

El escrito denuncia la “desfachatez” de la gestión de la UCAM y tiene párrafos especialmente críticos como el siguiente: “El ultraliberalismo de esta institución, unido a la homofobia y el machismo que rezuman sus paredes, la convierten en un referente en lo relativo a prácticas opresoras contra aquellos que con su trabajo han hecho que esta institución tenga reconocimientos a nivel regional y nacional”.

Sobre los gestores de la Universidad Católica, los profesores señalan que “deslumbrados por el brillo y categoría que creen les aportan de cara a la sociedad los deportistas de élite y los ruinosos equipos deportivos, se han olvidado de que gestionan una institución de enseñanza superior que cada vez ofrece un peor nivel de formación”.

“Hay dinero para becas, galas del deporte, primas...pero para pagar a los docentes no, y a base de recortes y más recortes, de exprimir la profesionalidad de sus profesores y su voluntad de dispensar la mejor formación a los alumnos, están abocando a la institución a confirmar su ya de por sí mala fama: una universidad donde comprar el título”, añade el texto de los docentes.

Por último, denuncian que las últimas medidas de los gestores de la UCAM están “encaminadas a ahorrar dinero a costa de no contratar a nuevos profesores que son necesarios para atender a la importante cantidad de alumnos que se matriculan año tras año, e intentar hacer el ahorro en no pagar a los docentes todas las tareas extras que realizan. La fórmula es magistral: más alumnos, menos profesores, igual a ganancia asegurada a costa de todos ellos”.

Texto de los docentes

A continuación reproducimos íntegramente el escrito elaborado por docentes, titulado ‘La precariedad laboral docente es una de las señas de identidad que definen a la UCAM’.

Es curioso contemplar como multitud de instituciones católicas se afanan en defender los “valores cristianos”, significando que la solidaridad, la bondad, el bien común…debieran ser la manera de actuar por la que todos y todas debiéramos apostar. Sin embargo, en cuanto les es posible, contradicen de manera flagrante y descabellada estos principios por los que dicen apostar.

En lo que se refiere a la Universidad Católica San Antonio de Murcia, hay que significar que pese a los importantísimos ingresos que reciben gracias a las matrículas de sus alumnos, cifras desorbitadas que se miden en millones de euros, las medidas de sus gestores hacia sus trabajadores (en este caso hacia los docentes) van encaminadas a una continua explotación y desprofesionalización de los mismos. No en vano, la última directriz de éstos va encaminada a que los docentes tengan que “manejar” una cantidad de alumnos por aula y una cantidad de asignaturas (para cumplir la ya de por sí desorbitada cantidad de créditos de su docencia) difícilmente abordables, al menos, con un mínimo de calidad y dignidad pedagógica y profesional.

Debe ser, que en el caso de esta institución neocatecumenal el ‘Primer escrutinio bautismal o Primo paso’, que ilumina a este movimiento eclesial sobre el significado cristiano del sufrimiento y la cruz, y su relación con los “afectos” y con los bienes, es aplicado solo para sus trabajadores y en ninguna medida para ellos, quienes se reparten el pastel bajo la salvaguardanza de una Fundación.

Dicho ‘Primo paso’, dice lo siguiente:

Jesús exhorta a sus discípulos a preferirle a Él respecto a todo y a todos y les propone “renunciar a todos sus bienes” (Lc 14, 33) por Él y por el Evangelio (cf Mc 8, 35). Poco antes de su pasión les mostró como ejemplo la pobre viuda de Jerusalén que, de su indigencia, dio todo lo que tenía para vivir (cf Lc 21, 4). El precepto del desprendimiento de las riquezas es obligatorio para entrar en el Reino de los cielos.

Catecismo 2544

El ultraliberalismo de esta institución, unido a la homofobia y el machismo que rezuman sus paredes, la convierten en un referente en lo relativo a prácticas opresoras contra aquellos que con su trabajo han hecho que esta institución tenga reconocimientos a nivel regional y nacional (aun a pesar de que muchos hubieran preferido no hacerlo. Pero no están dejando el país, quienes nos gobiernan, como para decidir dónde trabajar).

La UCAM sabe a ciencia cierta, que, teniendo en cuenta el caldo de cultivo existente a nivel socioeconómico en nuestro país, si mañana se marchan veinte doctores, pasado mañana habrá doscientos intentando trabajar y ser explotados por estos gestores cuyos principios hace tiempo que se alejaron (si alguna vez lo tuvieron) del bien común y del respeto hacia quienes han hecho crecer a esta institución, pese a la desfachatez de su gestión. Gestores, que deslumbrados por el brillo y categoría que creen les aportan de cara a la sociedad los deportistas de élite y los ruinosos equipos deportivos, se han olvidado de que gestionan una institución de enseñanza superior que cada vez ofrece un peor nivel de formación.

Hay dinero para becas, galas del deporte, primas... pero para pagar a los docentes no, y a base de recortes y más recortes, de exprimir la profesionalidad de sus profesores y su voluntad de dispensar la mejor formación a los alumnos, están abocando a la institución a confirmar su ya de por sí mala fama: una universidad donde comprar el título.

A partir de ahora, que sepan los padres que pagan las matrículas de sus hijos con dificultad o los alumnos que con mucho esfuerzo intentan mejorar su currículum estudiando en la UCAM, que la exclusividad en el trato ya no será tal, y que tendrán que compartir sus clases con 80 o 100 compañeros, dependiendo de la modalidad de estudio que elijan. Imposible que un profesor sobrecargado de docencia, trabajos fin de grado, trabajos fin de máster..., y que además no puede dejar de lado la carrera investigadora, pueda dar un trato personalizado y atender las necesidades de sus alumnos con mediana calidad.

Unas medidas encaminadas a ahorrar dinero a costa de no contratar a nuevos profesores que son necesarios para atender a la importante cantidad de alumnos que se matriculan año tras año, e intentar hacer el ahorro en no pagar a los docentes todas las tareas extras que realizan. La fórmula es magistral: más alumnos, menos profesores, igual a ganancia asegurada a costa de todos ellos.

Comentarios

Enviado por lector a pedales el

Parece una entrada escrita por el mismísimo difunto Gila.
Alguien ha matado a alguien...
Hacia tiempo que no leía algo con tan poco rigor. Mi enhorabuena.

Enviado por Luciferio el

Todo el apoyo a estos compañeros valientes a pesar de su anonimato. Ya está bien de aguantar a niñatos con papas y mamas en la cúpula de la secta comprándoles títulos y encima echándolo en cara al profesor de turno. Ya está bien de que pongas una nota en el expediente a un alumno y a los meses aparezca aprobado. Ya está bien de que toreen cada vez que vas a reclamar los 10-12 créditos extra que has dado al año a pesar de haber impartido los 32 mínimos. Ya está bien que los decanos estén encima de tu investigación, juzgando sin ser ellos mismo doctores ni estar acreditados. Ya está bien de que nos obliguen a hacer un horario fijo y partido de 9 a 7, sin importar que tengas clase a la hora de comer o más allá de las 7 o un sábado. Ya está bien de impartir clase en unas aulas de casa de muñecas totalmente prefabricadas, mal acondicionadas y cargadas de alumnos quejándose. Ya está bien de vuestros discursos y comentarios neandertales machistas y homófobos, esto incluye a vuestros invitados como Rouco Varela: la mayoría de docentes son mujeres y en vuestra plantilla tenéis gays y lesbianas, pero eso no importa para atacarlo. Ya está bien Señor Mendoza e hijos, ya está bien.

Enviado por Clara María el

Ya está bien de quejarse y de hablar de cosas que no saben como el camino neocatecumenal, me entra risa de leer algunas cosas que mencionan "docentes profesionales" sobre el mismo, ya solo por eso pongo en duda todo lo demás. No soy alumna de la ucam, y no estoy defendiendo ninguna posición porque no tengo nidea del tema, pero lo único que sé es que la manera en la que están presentando la suya me da repugnancia y desconfianza, para empezar porque si algo quieren conseguir no es ni con el anonimato ni con la rabia contenida con la que se están reivindicando. Nadie está obligado a trabajar en la UCAM, si no pueden encontrar trabajo fuera, creo que esa culpa ya no es de la ucam sino de otras instituciones. Si su sitio no es la ucam por sus creencias y demás no sean hipócritas, sean libres y largense, por su propia salud y la de los demás.

Enviado por Luciferio el

Hola Clara,

Si no fuera por los profesores doctores que no comparten doctrina y, sobre todo, valores con la UCAM, está no existiría. Cuantos profesores no doctores hay en la Universidad? Cuantos doctores sin acreditar? Para trabajar en la pública hay que ser doctor y estar acreditado, mientras tanto a algunos nos ha tocado alguna vez tragar con los Kikos. Pero bueno, es una experiencia más en la vida y en cuanto hemos podido nos hemos ido. La entrada y salida de personal por este motivo es muy alta año tras año, algo que debería ser preocupante. Pase usted un católico dia.

Enviado por Emc el

Desde cuando un cura decente. Vayan a la huelga miedosos, si fueran funcionarios estarian en huelga desde enero. Cobardes

Enviado por García el

Para colmo, es vergonzoso que este año suban 500€ a todas las carreras, sin pensar en gente que viene de fuera a cursar unos estudios, teniendo que costearse un piso fuera de su lugar de residencia, al igual que personas que trabajan para poder pagarse unos estudios y así seguir aumentando su formación.
Señor Mendoza, hay que pensar un poquito más en los "humanos" y no mirar por uno mismo, forrado de billetes y siempre queriendo más.

Enviado por Alumna UCAM el

Soy alumna de la UCAM, estudio ENFERMERÍA y me parece curioso eso de '' una universidad donde comprar el título''. Ya que, pago lo mismo que todos mis compañeros y a día de hoy puedo asegurar que no he tenido esa suerte de que me cambien la calificación por arte de magia. Además, añadir que pasamos todo el día en la universidad, sin tiempo para organizarnos y sin ningún tipo de facilidad para los suspensos se conviertan en aprobados. Para terminar, manifiesto que es muy gratificante estar en épocas de exámenes y ver este tipo de comentarios desprestigiando todo el esfuerzo que conlleva superar el curso.

Enviado por Anais el

Hola pepe
Yo he sido alumna de la UCAM de enfermería y curse allí los primeros años, para luego después pasarme a la publica
En la PÚBLICA he visto mil veces más convertir 4,3 en aprobados, los exámenes y temario DE LA PÚBLICA son de risa, los trabajos de chiste y las clases... En fin he visto más dificultad en bachiller que estudiando en una Pública. A la hora de las prácticas el resto de compañeros que estudiaba en la "tan justa y dificultosa publicucha" no sabían hacer la O con un canuto. Por lo que me rio a carcajadas de las prestigiosas universidades públicas que son una mera continuación del instituto para que los niños sigan estudiando.
En la UCAM sales, aparte de siendo un excelente profesional, sabiendo además realizar investigaciones, congresos, posters (para los de la pública son trabajos reconocidos de investigación) y un largo sin fin de cosas que debería saber un profesional sanitario
Por lo que no me vale eso de "comprar el titulo" o "vete a la pública que es mejor"

Enviado por Anónimo el

Anais te atreves a comparar un diplomado de enfermería de la pública con uno de la Ucam? Me da q eres de la secta. Mira para empezar donde hacen las prácticas cada uno, con eso ya es un argumento de peso, mira cuantos profesionales diplomados en la Ucam trabajan en la pública, la mayoría están en centros privados en los cuales la profesionalidad brilla por su ausencia. No intentes justificar lo injustificable y hablo con cocimiento de causa. Todo el mundo sabe q la Ucam regala carreras a todos sus deportistas de élite.

Enviado por Luciferio el

Tus papás son afines a la "secta"? En tal caso y si tiene algún amiguito dentro de la cúpula, igual puedes hacer algo para no tener que estudiar tanto ;)

Enviado por Alumna y Deportista el

Yo también soy alumna de la UCAM y además deportista de la misma.

He de decir que a mí tampoco me han regalado nada (ni como alumna ni como deportista ya que tanto criticáis a los mismos), ni un aprobado, ni un café en cafetería... nada a pesar de tener que estar mil horas estudiando + entrenando por y para la universidad.
Si me aprobaran alguna de las dificiles asignaturas que curso ya daría por hecho que no tendría que estar en una biblioteca abarrotada de personas en la que sólo puedes coger sitio a las 8:20 de la mañana, 14:00 o a partir de las 20:30.
Y si está tan llena de personas ... ¿Será que a ell@s tampoco les regalan un aprobado?.
Es cierto que no es justo que haya clases llenas de gente, que los docentes no puedan impartir bien sus clases teoricas y/o prácticas y que el precio de la matrícula se les está llendo de las manos.
PERO NO ADMITO QUE DIGAN QUE NOS ESTÁN REGALANDO LA MATRÍCULA porque hay mucha gente esforzándose para conseguir sus sueños académicos.

Enviado por Doc el

Creo que deberíais leer bien la carta de vuestros profesores. Ellos no dicen que se regalen los títulos, sino que con las nuevas medidas se están dando argumentos a aquellas personas que lo piensan. A vosotros no os regalan nada, a vuestros profesores no les regalan nada, y con tanto deporte no se realzan los valores académicos de la institución, no se está transmitiendo la verdad de lo que ocurre en la UCAM: que los profesores no adoctrinan a nadie, que los alumnos se esfuerzan y que hay gente brillante dentro

Enviado por Alumno el

El máximo apoyo para los profesores de parte de un alumno indignado por los tratos de la universidad en este último año. Los alumnos nos sentimos engañados y estafados tras entrar en una carrera informándonos de un precio fijo de 20.000€, que por supuesto la universidad se negó a dejar por escrito y ahora nos suben 500€ la matricula, cuando muchos no podemos hacer frente a ese precio (aquí la humanidad no importa nada), añadiendo que no la van a subir más en los próximos años, pero nuevamente no quieren dejar nada por escrito. Es indignante que tras pagar 5000€ por alumno tengamos un solo microondas para toda la universidad, una repografía y cafetería que cierran temprano y por no hablar de los altos precios de esta para ser un campus universitario. No me siento identificado con la parte de que los alumnos compran los títulos, pero si es cierto que hay alumnos que de forma mágica aprueban las asignaturas. Pienso que la universidad se ha olvidado de lo que es y le da mas importancia a los deportes que a la propia enseñanza.

Enviado por Ajo y agua el

Pues vete a la pública. Ah,... no, que igual eres de esos que no le dio la nota por tocarse los cojones en bachillerato y selectividad. Pues ahí tienes tu pago, no te esforzaste y te tuviste que buscar la privada. Porque por ese precio de 20.000 te puedes ir a estudiar a cualquier universidad pública pagando alojamientos y todo. Ahora lloras? Pues la próxima te lo piensas. Además, que es un centro privado, pueden cambiar precios si les da la real gana.

Enviado por enrique Hernand... el

Los abusos en las religiones ha sido latente..
Si ez que teneis un problema.. Plantearselo al palo pintao

Enviado por enrique Hernand... el

Todas las religiones han tenido servidores.
religiones=gente que comienza las guerras
en fin, preguntad al palo pintao

Enviado por Alumna de la ucam el

Soy alumna de la UCAM y en realidad, no tengo ni idea de la situación laboral de los profesores.
He de decir que si esto es así realmente no se va a conseguir nada escribiendo un texto desde el anonimato y que luchen por sus derechos dando la cara como se ha hecho toda la vida,es la única manera de conseguir cambiar esa situación .
Por otro lado,me hace gracia lo que he leído en algún comentario de por ahí .¿Que compramos el título? Que casualidad que todas las personas que argumentan eso no han estudiado allí para saberlo.
No nos regalan nada y tenemos que estudiar bastante y esforzarnos para sacar la carrera adelante.
Y he de decir también que hay muy buenos profesores que de dejan la piel y hacen su trabajo a la perfección.
Tambien hay casos donde los profesores no llegan a la altura y no saben dar clase pero en la pública también pasa.¿Alguien se atreve a negarlo?.
Por último, decir que da igual dónde vayas estudiado(ya sea pública o privada).
Cuando te enfrentas al mundo laboral hay gente que no rinde o no sabe desenvolverse, es decir, no vale para ese trabajo y eso no te lo enseñan en la universidad,con eso se nace.
Un saludo!

Enviado por octubre lorca el

Soy alumno de la Ucam. Muy a mi pesar lo que denuncian los profesores es totalmente cierto.
Si bien en algunas titulaciones aún quedan resquicios de calidad educativa, la masificación de las aulas por un lado y la carga docente que sufren los profesores se están cargando esta universidad. La universidad sea privada o pública debe de estar para formar personas no convertirse en una empresa cuyos únicos objetivos sean la generación de beneficios y el patrocinio por puro marketing del equipo de fútbol y de deportistas de élite.

Enviado por Carmen Lopez el

¿Que la UCAM es una especie de academia de tercera a precio de habitación en el Palace?, vaya novedad. Toda Murcia sabe qué es la UCAM y a qué se va. Como le oí a unos alumnos de instituto, está la "universidad de verdad", o sea "la pública", y "la otra"... la UCAM. Siento que los alumnos se sientan ofendidísimos, pero el nivel que tenéis es el que tenéis, alumnos que no aprueban en la UPCT se pasan a la UCAM, porque al final a papá y a mamá le sale por el mismo precio tenerlos en Cartagena que en Guadalupe y en la UCAM, al menos, aprueban, así de simple...

Que es asqueroso, claro, cómo no va a serlo la hipocresía de estos grandes cristianos, pero ¿quien y cómo se da clase en la UCAM?.... pues la mayor parte elegidos a dedo y con una calidad en los temarios pésima porque los nenes tienen que aprobar, que para eso pagan.

No sé yo si está bien morder la mano que da de comer, aunque de comer tan mal...

Enviado por Doc el

Carmen te recuerdo que la pública está llena de enchufados y hay más endogamia que en la privada. Muchos de los profesores que hay en la UCAM son investigadores que provienen de la pública, y brillantes en sus especialidades. Pero no se han podido quedar en la pública, una vez acabada su beca de investigación ganada por mérito y no por enchufe, por no ser hijo, marido o mujer de... y solo tienes que ver la cantidad de departamentos de la pública en la que los integrantes comparten apellido o parentesco, o las plazas que se hacen a medida, puntuando más los méritos de aquel que quieren que se quede. Y esto todavía es peor, porque esos sueldos se pagan con los impuestos de todos y no solo con las matrículas de los alumnos. En ese sentido hay más honestidad en la privada.
Por tanto en ambas universidades hay de todo, bueno y malo.

Creo que pedir dignidad en el trabajo no es morder la mano que te da de comer, pero tampoco sabes si por otros cauces -sindicatos...- tal vez no han conseguido nada, y han estallado. Con esos pensamientos no me extraña que a los trabajadores españoles nos hayan hecho una reforma laboral que nos ha dejado tiritando, con total impunidad. Todos los trabajadores deberíamos apoyarnos independientemente de nuestro lugar de trabajo.

No confundir la ideología y mensajes del presidente de la UCAM con la de sus profesores, la mayoría solo están allí para dar clase de sus materias, y no tienen nada que ver con la religión.

Enviado por Anais el

Yo he sido alumna de la UCAM de enfermería y curse allí los primeros años, para luego después pasarme a la publica
En la PÚBLICA he visto mil veces más convertir 4,3 en aprobados, los exámenes y temario DE LA PÚBLICA son de risa, los trabajos de chiste y las clases... En fin he visto más dificultad en bachiller que estudiando en una Pública. A la hora de las prácticas el resto de compañeros que estudiaba en la "tan justa y dificultosa publicucha" no sabían hacer la O con un canuto. Por lo que me rio a carcajadas de las prestigiosas universidades públicas que son una mera continuación del instituto para que los niños sigan estudiando.
En la UCAM sales, aparte de siendo un excelente profesional, sabiendo además realizar investigaciones, congresos, posters (para los de la pública son trabajos reconocidos de investigación) y un largo sin fin de cosas que debería saber un profesional sanitario
Por lo que no me vale eso de "comprar el titulo" o "vete a la pública que es mejor"

Enviado por Jeronimo el

Efectivamente, hacer un poster correctamente es algo muy necesario para un profesional sanitario. Venga, que se nota la propaganda proUCAM pero hay que ser un pelin más discreto.

Enviado por Victor manzaner... el

Hola,soy alumno de la Ucam,he leído todo el artículo,aparte de lo que estos profesores exponen , lo que mas me indigna es que el alumnado para aprobar asignaturas de la carrera tenemos que superarlas por nuestros meritos propios y esforzándose mucho para ello (no te regalan nada)y quién así lo crea le invito a que se pruebe. Precisamente en mi grado nos han eliminado segundos parciales y encima nos han subido el precio de la carrera este año considerablemente.,(menos ventajas al alumno y mas beneficio para la Universidad),tampoco entiendo porqué no tienen que dejar apuntes e su copisteria para imprimirlos alli necesariamente cuando tenemos aula virtual y los temas están ahí(hay que sacar dinero por todo).respecto a los profesores es verdad que hay profesores muy cualificados y geniales...(pero otros están allí a dedo)y todos lo sabemos..
En fin, por lo que veo y vivo por pertenecer a esta Universidad «esta organización católica no carece de ambición precisamente» ya que es su plato fuerte.

Añadir nuevo comentario