ir a la portada de ELPajarito.es

Exigen más contundencia contra el aumento de los delitos de odio de la ultraderecha en Murcia

La Coordinadora Anti Represión, apoyada por varios colectivos, pide mano dura contra ‘Lo Nuestro’ y contra la última agresión a una familia en un bar de Churra
Rueda de prensa de Anti Represión Murcia contra las agresiones de la ultraderecha

Tras la agresión a una familia en un bar de la pedanía murciana de Churra, la Coordinadora Anti Represión Región de Murcia ha mostrado su preocupación por los incidentes provocados por grupos de ultraderecha, como ‘Lo Nuestro’, y en un comunicado exige “responsabilidades y soluciones contra los delitos de odio”.

“Quienes formamos parte de la Coordinadora Anti Represión Región de Murcia, junto a las asociaciones, colectivos, formaciones políticas, partidos políticos y sindicatos firmantes, denunciamos la situación en la que se encuentra Murcia relativa a la evolución y desarrollo que está adquiriendo la ultraderecha, basándonos en el Informe Raxen del Movimiento Contra la Intolerancia que apunta a un auge exponencial de la violencia ultra en esta comunidad desde 2010, con más de 200 agresiones anuales”, indican en el comunicado.

Y recuerdan que la ultraderecha se ha organizado en zonas del levante  español en el grupo Lo Nuestro, “pretendiendo dar una imagen de ‘buenos chicos’, negando ser neonazis, solo se declaran patriotas, no violentos, pero sus acciones los contradicen, los delatan. En otras zonas del Estado adquieren otros nombres y en otros países ya constituyen partidos en un preocupante alza. La situación de precariedad es el caldo de cultivo de estas ideologías”.

“Pero -prosigue el comunicado- que no nos engañan, ahora se dedican a organizar actos culturales propagandísticos, como charlas en contra de refugiados sirios, o a instalar mesas de reparto de alimentos en las puertas de los supermercados Mercadona y Super Dumbo, o en otros lugares de la ciudad, solo para españoles: ahí va encubierto uno de sus principales mensajes de odio hacia los inmigrantes, personas de otras etnias y culturas”.

Para los firmantes del comunicado, “lo preocupante de este hecho es que lo estamos consintiendo. Otra actuación  que paralelamente desarrollan miembros de este grupo, es la violencia directa hacia personas que ellos consideran diferentes, bien por tener una ideología respetuosa con las diferentes etnias y culturas, o porque se declaran a favor los derechos de la mujer, o bien diferentes por su aspecto alternativo o su orientación sexual”.

Y ponen como último ejemplo la agresión hacia una familia en un bar cercano al estadio de fútbol del Real Murcia, del que estos individuos también forman parte como “Ultras Murcia”. “En estos ambientes se nutren de adeptos al igual que de nuestros adolescentes en los Institutos de Enseñanza Secundaria”.

Es también reseñable, añade el comunicado, su actividad en redes sociales donde “vierten con total impunidad su xenofobia, homofobia, transfobia, LGTBI-fobia, critican la ideología de género y hablan de adoctrinamiento’ a los niños y niñas, en clara referencia a favor de la campaña de la Plataforma ultra Hazte Oír y su denigrante autobús propagandístico. Lo preocupante es que lo estamos consintiendo”.

“¿Qué grado de responsabilidad tenemos?”

“Nos preguntamos,  ¿qué grado de responsabilidad tenemos? Entendemos que, en primer lugar, las autoridades competentes: gubernativas, judiciales, deportivas, educativas. ¿Qué medidas preventivas están aplicándose? ¿Se detienen a estos infractores de las leyes? Sabemos que el presunto agresor de Lucía de la Calzada fue detenido inmediatamente y ha estado más de mes y medio en prisión preventiva.  Sin embargo los agresores de la familia atacada, a pesar de las denuncias, pruebas gráficas y de testigos, ¿dónde se encuentran? Se apunta a la ya mencionada ‘Intocable’ y al portavoz de Lo Nuestro, entre otros miembros implicados. ¿Están también investigados, detenidos, en prisión preventiva? La ciudadanía no sabe nada”, aseguran en el comunicado.

Por otra parte, afirman que “la clase política que nos gobierna también tiene que dar explicaciones sobre sus actuaciones: No parece que se esté aplicando, a pesar de las fotos en la Asamblea Regional con colectivos LGTBI, la ley nacional contra la homofobia. Tenemos casos en nuestra Región por acoso escolar de este tipo. En el Ayuntamiento de Murcia se aprobó hace un año una moción para prevenir los delitos de odio en el ámbito de sus competencias y no se ha puesto en marcha. ¿De qué nos sirven las leyes, los decretos, si no se aplican? ¿Es todo al final una campaña mediática de imagen y nada más?”.

Por último, apelan a la responsabilidad de los medios de comunicación, “quienes tienen la posibilidad de informar verazmente y con ecuanimidad así como difundir valores de respeto y solidaridad”.

“La ciudadanía se está preocupando cada vez más por este problema y está decidida a organizarse para poder ser oída y tener capacidad para demandar con más contundencia soluciones, no está dispuesta a que se siga consintiendo  la actual situación de violencia e impunidad. Tolerancia cero a los delitos de odio. Por el cumplimiento efectivo de los DDHH para cada persona”, concluye el comunicado.

El escrito de la Coordinadora Anti Represión Región de Murcia (ARM) está apoyado por CGT, Frente de Acción Estudiantil (FAE), PCPE, CJC, Anticapitalistas, Espacio de Acción Social, Yayoflautas de Murcia, Asamblea 7N Región de Murcia, Unión de Juventudes Comunistas de la Región de Murcia (UJCE), Grupo Animalista Región de Murcia (GARM), Convivir Sin Racismo, PAH de Murcia, Colectivo P’alante, Asociación CATS Colectivo de Apoyo a las Trabajadoras del Sexo. Marea Básica contra el Paro y la Precariedad, Colectivo LGTBI No Te Prives, Cambiemos Murcia, Equo Región de Murcia y Murcia Acoge.

Añadir nuevo comentario