ir a la portada de ELPajarito.es

Doce personas detenidas por explotar a inmigrantes 'sin papeles' en fincas agrícolas de Murcia

Entre los arrestados hay responsables de explotaciones agrícolas y furgoneteros, encargados de transportar a los trabajadores a fincas ubicadas en distintas localidades de la Región
Control de una de las furgonetas que trasladaba a los inmigrantes

Agentes de la Policía Nacional han detenido a doce personas como presuntos autores de los delitos de favorecimiento de la inmigración ilegal, usurpación del estado civil, pertenencia a organización criminal y de un delito contra los derechos de los trabajadores, al utilizar a personas extranjeras en situación irregular para trabajar en explotaciones agrícolas de la Región de Murcia. Estos trabajadores eran trasladados en furgonetas por los encargados de la empresa agrícola, carentes de habilitación para el transporte de trabajadores.

La investigación se inició a primeros de año, cuando la Unidad contra Redes de Inmigración Ilegal y Falsedad Documentales (Ucrif), de la Jefatura Superior de Policía de la Región de Murcia, tuvo conocimiento de la explotación laboral por parte de una empresa agrícola y transporte de trabajadores a fincas para la recolección sin las habilitaciones pertinentes para ello.

Fruto de esta investigación los agentes comprobaron que los trabajadores, en su gran mayoría, se encontraban en situación irregular, carentes de contrato de trabajo y que los encargados les obligaban a aportar datos falsos a los agentes policiales con el fin de dificultar su identificación. Incluso les pedían que usurparan la identidad de otros trabajadores, en situación regular, en caso de ser inspeccionados, como sucedió en el momento de la operación policial.

‘Furgoneteros’

En el operativo llevado a cabo se procedió a la detención de los responsables, encargados y jefes de cuadrilla, entre los que se encontrarían los que hacía labores de 'furgoneteros', y por otra parte los trabajadores en situación irregular que en el momento de la detención o bien aportaron datos falsos o bien usurparon la identidad de trabajadores en situación regular.

En el transcurso del operativo se pudo constatar que la empresa no cumplía con las condiciones laborales o sociales prescritas en las disposiciones legales aplicables. El salario no se fijaba por horas trabajadas sino por caja recogida o día trabajado, y los trabajadores debía pagar por los gastos de desplazamiento, así como sufragarse ellos el material de trabajo. Como remate había dos tipos de trabajadores: los 'legales' y los 'ilegales', aplicando, por parte de los responsables de la empresa, un trato diferencial hacia ellos tanto de condiciones de trabajo como de pago por trabajo realizado.

Los detenidos son todos ellos varones de diferentes nacionalidades, española, marroquí, ucraniana y ecuatoriana y de edades comprendidas entre los 20 y 62 años de edad.

Añadir nuevo comentario