ir a la portada de ELPajarito.es

Detenidos cuatro empresarios murcianos por explotación laboral a inmigrantes 'sin papeles'

Los trabajadores, ante el temor de perder su única fuente de ingresos y debido a las cargas familiares que tenían, aceptaban las condiciones y las vejaciones e incluso agresiones físicas
Un momento de la operación de la Policía Nacional

La Policía Nacional ha detenido a cuatro empresarios regentes de una explotación agrícola y ganadera por la comisión de un presunto delito contra los derechos de los trabajadores y contra la integridad moral por acoso en el ámbito laboral, sobre trabajadores extranjeros en situación irregular.

Las investigaciones se iniciaron a principios de año, a través de los contactos habituales que la Inspección de Trabajo y Seguridad Social de la Región de Murcia realiza con la Brigada Provincial de Extranjería y Fronteras de la Policía Nacional, con el fin de constatar las condiciones higiénicas, sanitarias y laborales en las que estarían trabajando en una explotación agrícola/ganadera, situada en la localidad de Librilla; teniéndose conocimiento de que se estaría empleando a trabajadores inmigrantes 'sin papeles'.

Tras las primeras comprobaciones de los agentes, se inició una investigación y se pudo comprobar que los trabajadores estaban siendo sometidos a condiciones abusivas en materia laboral aprovechándose de la situación de irregularidad de todos ellos.

Los trabajadores, al encontrarse en situación irregular, carecían de contrato laboral y por consiguiente no estaban dados de alta en la Seguridad Social. Las jornadas eran abusivas, 15 horas diarias, por un salario de 40 euros la jornada y en unas pésimas condiciones, realizando su labor de recolección de frutas junto a ganadería en estado de descomposición.

Incumplimiento en materia de riegos laborales

Por otro lado, no se les facilitaba herramientas de trabajo por lo que se las tenían que procurar ellos mismos. Existía un total incumplimiento de las obligaciones en materia de Prevención de Riegos laborales, como son la falta de material de protección, obligación al manejo de maquinaria pesada, en la explotación, sin la adecuada formación; así como conducir maquinaria careciendo de los carnets oportunos.

Fruto de todas estas irregularidades y de la falta de formación se ha materializado en numerosos accidentes laborales, como cortes, aplastamientos de falange e incluso la caída de un trabajador, desde un tejado, cuando se encontraba arreglandolo careciendo de ningún tipo de seguridad, ni de sujeción.

Despedido por pedir una mascarilla para fumigar

Los accidentes laborales que sufrían los empleados eran mitigados y ocultados por los investigados, conscientes de la ilicitud de su conducta, coaccionando a los trabajadores para que mintieran en los centros de salud donde eran atendidos. Incluso llegaron a despedir a un empleado, responsable de la fumigación, cuando protestó reclamando una mascarilla, tras sufrir dolores de cabeza y diarreas al finalizar su jornada laboral.

Los investigados concientes de la situación de vulnerabilidad y necesidad de las víctimas, eran sometidas a continuos insultos y vejaciones, éstas últimas, llegaban a traducirse en agresiones físicas como empujones o golpes. Los detenidos son cuatro varones, españoles, de edades comprendidas entre los 20 y los 52 años de edad.

Este operativo ha sido llevado a cabo por la UCRIF ( Unidad contra la Redes de Inmigración ilegal y falsedad documental ) de la Brigada Provincial de Extranjería y Fronteras de la Jefatura Superior de Policía de la Región de Murcia, contando con la asistencia de la Unidad de Prevención y Reacción de la misma Jefatura y la colaboración de la Inspección de Trabajo y Seguridad Social de Murcia.

Añadir nuevo comentario