ir a la portada de ELPajarito.es

Polonia

06/12/2016

Un joven de 25 años llamado Kamil se llevó un susto de muerte. Y es que el chico se encontraba de fiesta con sus amigos en Kamienna Gora (Polonia) cuando, de pronto, se desmayó por culpa de la ingesta de alcohol. Los amigos, preocupados por su estado, le llevaron al hospital, donde confirmaron su muerte.

Como parte del protocolo, trasladaron su cuerpo al depósito de cadáveres. Sin embargo, un guardia del hospital comenzó a escuchar unos ruidos provenientes de la estancia.