ir a la portada de ELPajarito.es

las páginas

04/03/2017

Para ser infanta (o infante, princesa o príncipe, rey o reina) no hay que hacer gran cosa, tampoco serlo. Basta un medio acuoso idóneo, un espermatozoide, un óvulo y un camino libre de obstáculos, aunque en numerosas ocasiones el espermatozoide, o el óvulo, no corresponden a la persona que permite utilizar el sello de la marca monarquía. En estos últimos casos se utiliza el adjetivo bastardo o bastarda para definir el fruto final de la persecución. Lo que sí es cierto es que en términos estadísticos ser infanta (o infante, princesa o príncipe) es excepcional. No es normal que en un mismo país haya varios reyes o reinas. Cosas de la democracia.

19/02/2017
Le falló la política y cayó desplomado desde las torres más altas, cuando el viento arremolinaba a sus pies los múltiples orgasmos del poder. Y alguien se lo dijo, sí. Nada vale más que un beso o una caricia mientras contemplas el viaje de las nubes. O
05/02/2017
Al capitalismo no le importa que sus productos se pudran. Cualquiera de ellos. La leche, el vino o las largas colas de refugiados que sobreviven en las islas griegas o deambulan sin destino por las llanuras de Europa. Para el capitalismo la gente forma
29/01/2017
Si alguna vez has sido hermosa en fragmentos de cristal que empapan las estrellas con su luz de ojos de halcón,si alguna vez los pasos que retumban en el rocío de la madrugada han sido relámpagos con los que saciar la sed de un cuerpo azul, húmedo, de
22/01/2017
La luna llena de agosto reclinaba inexorable sobre las oscuras ondulaciones de la colina. La pesadilla ya era sólo un recuerdo de ritmos descompasados de su corazón y sudor frío recorriéndole, en sentido ascendente, su columna vertebral. Recostado en la
08/01/2017
Después de batallas ganadas y alguna derrota innecesaria, soñé que el enemigo huía a lomos de escorpión por las arenas quemadas de lo que alguna vez fue el Valle del Segura. La solana era la única sombra del desierto y a lo lejos, en mitad de un cielo de
18/12/2016
No era un bosque, no eran los animales que lo habitaban ni las setas que crecían en otoño. Era un mar: azul, blanco, gris… un mar que bailaba la danza de la tristeza en los últimos días de noviembre, que se vestía con el rastro de las nubes en los días
11/12/2016
IMi casa ha sido tomada por la Navidad. En la bañera veo huracanes agitando las cortinas de plástico; en la pecera, los reyes magos son sirenas que juegan a quitarle a las niñas las gafas de bucear; en la habitación más oscura, aquella que huele a
03/12/2016
–De verdad, María. La tierra ha temblado debajo de mis pies.Llovía. Un espacio extenso, más allá de mi brazo extendido, estaba cubierto por la niebla. Los dedos parecían flotar en nubes de algodón. No se veían las montañas, estaban veladas.–Lo sueñas,
27/11/2016
Resido en la tierra. En ella me escondo, en un lugar muy profundo, a ras de vida, buscando la sombra del berzal (si esto es posible, si hay sombra suficiente para disimular el enrojecido desgarro de mi mejilla). Lo hago para huir. No sé desde cuándo lo
20/11/2016
Somos, o fuimos, o tal vez nunca seremos. La historia nos hiere brutalmente con sus relatos de gozo y libertad. Allí donde nunca los hubo, o los fueron de muerte y desolación.¿Qué importa si ahora navegamos a través de la luz que nos ciega y nos impide

Páginas