ir a la portada de ELPajarito.es

las horas sitiadas

07/11/2015

Las sombras de los árboles me recuerdan que ya es tarde, que las tinieblas habitan en la luz con esos dedos gélidos de aspereza glacial. Recorre la noche las olas del pasado con una sortija en cada luciérnaga, caen las nubes y la escarcha empaña los cristales de la luna. ¿Quién desea pervivir a los sueños traicionados por el tiempo y la distancia? ¿quién...? Y ahora que veo tus ojos en la espesura de la sal, blanca mano que recorre con el viento las ondulaciones de los astros que alguna vez fueron lucernas en el infierno, y te siento cerca como el helecho sobre el que deslizo mi cuerpo de corteza de abedul, pienso que la realidad es hermosa, a pesar de los pesares y de los cantares de los que predican con el ejemplo su bastarda condición.

01/11/2015
Era la tierra en otoño una hoguera de colores más allá de Orbaitzeta. La Selva de Irati ardía en su boca, hojas rojas, hojarasca cubriendo el musgo, las vaguadas, la mirada de los caballos en los remontes de hierba brillante. Y allí estaba ella, su
24/10/2015
Quise navegar por esos mares que agitan las carnalidades del alma. Lo quise con todo mi ser mientras desgranaba en tus ojos todas las páginas de mis fracasos, que se apilaban al lado de la cama, que desde el suelo formaba una pilastra de frases truncadas
18/10/2015
Contó hasta diez antes de descerrajarle el cráneo. Eso es lo que hacía siempre que resolvía el contrato firmado con sangre y silencio: uno, dos, tres, cuatro, cinco, seis, siete, ocho, nueve, diez… ¡bang! Nunca le había fallado a la parte contratante.
11/10/2015
El 27 de septiembre de 1979, el poeta y jugador de baloncesto Francis M. Coleman fijó en las páginas interiores de Chicago Tribune la imagen del baloncesto como una de las artes de la supervivencia, junto al asesinato, el robo, la traición y, aquí
03/10/2015
Eloy Sotelo amó los campos de Castilla la Nueva con ese ardor impropio de las personas que han vivido rodeados de inmensas selvas tropicales, de ríos caudalosos que fluyen entre lianas, troncos podridos y remansos turbios, no muy lejos de antiguas
26/09/2015
Ahmad caminaba entre las ruinas de una calle de Bagdad. Anochecía. Hacia el sudoeste, el horizonte parecía arder. El esqueleto metálico de una refinería de petróleo se retorcía pasto de las llamas. Hacía dos días que el sol estaba oculto por una inmensa
19/09/2015
Mi padre ha muerto. Ayer salió de la dahira y no ha vuelto como se fue; quiero decir que lo trajeron en una camilla, no dando patadas al polvo como era su costumbre. Fue a Auserd a visitar a su hermano, que está enfermo, que le falta la pierna y cuatro
12/09/2015
Bien pensado, aquello no era una provocación.Ella giraba como una noria viendo pasar a una velocidad de ensueño las tiendas del centro comercial. Era rubia, me recordaba a la adolescente de Súper 8; los cuatro dedos de la mano derecha con esparadrapo;
05/09/2015
Ainhoa dejó de grabar su nombre en la corteza de las hayas cuando comprendió que las hadas del bosque no aparecerían nunca en el relato de su vida que leyó una mañana triste, paseando entre las brumas de las laderas y las lluvias otoñales. Pasó las
26/07/2015
María me llama al anochecer. Siempre alegre, me dice que los campos siguen húmedos y que el halcón que encontró herido entre las amapolas del plantío murió la madrugada anterior. “Pobre halcón”, me dice con una sonrisa que en su boca de mazapán solo

Páginas