ir a la portada de ELPajarito.es

La imagen

En realidad, en vez de esta foto del centro de Espinardo, a su paso por la rambla, tomada este sábado por @zheus1, un oyente de la cadena Ser, deberíamos colocar aquí las caras, más o menos duras según las tragaderas con que se miren, del exalcalde Cámara, sus exconcejales Sánchez Carrillo y Berberena, así como las de los jefes de la Confederación Hidrográfica del Segura que en las últimas dos o tres décadas han sido, quienes, aunque pudiera sorprendernos, todavía andan sueltos. Los antedichos, gente de orden, misa y corbata, no solo planificaron y consintieron urbanizar en zona inundable, sino que –para chulos, ellos– idearon hasta una guardería en el centro mismo del cauce, a ver si de ese modo salían en los telediarios. Todos ellos siguen sueltos, decíamos, para escarnio de las personas decentes, incluidos algunos de sus votantes. Del actual alcalde Ballesta nada diremos por ahora, ocupado como está en vendernos su pretendida imagen inocente en lugar de arreglar las cosas mal hechas. Mientras, la rambla sigue ahí.