ir a la portada de ELPajarito.es

Vamos por la segunda...

Sergio de Lope. Foto: Jch.

Empezó temprana mi misión hoy (por el jueves 11) en La Unión. El sevillano Manuel Cerrejón, estudioso erudito de la historia del Cante Flamenco, locutor de radio, y crítico flamenco da una charla-conferencia sobre Juanito Valderrama a mayor gloria del cantaor de Torredelcampo. Necesitaría otro espacio solo para hablar sobre ello, así que me disculpen que ya habrá tiempo para hacerlo...

Media entrada en el Antiguo Mercado Público en la segunda fase del Concurso minero, que hoy contemplará a ocho artistas en liza de sus respectivos trofeos.

Comenzó la Gala el pianista hispano-francés Rafael Pradal, de Tolousse, Francia (todo lo que sé de este pianista es su nacencia, padre y madre, pero desconozco la edad) que llega a La Unión para luchar por el Filón 2016. Comienza por taranta, y arranca distinto a lo que estamos acostumbrados a oír. En conjunto suena lírico, con maestría en el desarrollo de los tercios, así, como uno se imagina a Granados tocando el piano. Muy bonita la pieza, muy flamenca. Una sorpresa. Continuó su actuación por alegrías controlando los medios tonos del quejío metido en las tripas de su instrumento, con los dedos oprimiendo las claves de las cuerdas. Tremendo. Ya, una vez iniciado el tercio descubrimos la melodía de Cádiz, y aquí surge Falla: qué delicia, qué bellos toques, con virtuosismo y embrujo. Maravilloso. Fantástica la ejecución de la pieza, tanto en compás como en sus requiebros. Muy bien. Tomen nota del nombre que de buen seguro dará mucho que hablar.

De nuevo el instrumento a escena. Esta vez es la flauta travesera en manos del cordobés Sergio de Lope (Sergio Ruiz Lopera. Priego, Córdoba, 1985) acompañado de bajo eléctrico, guitarra, percusión, y voz. Arrancó por taranto en una versión especial del palo levantino, muy comercial, con aires jazzísticos un tanto extraños que no desmerecieron en la ejecución del cante. Bien. Seguidamente continuó por bulerías, y aquí Sergio echó el resto, con garbo y saber hacer, con una voz estupenda a su vera y el tocaor que hizo lo suyo. Un conjunto que mereció los olés del respetable y sus aplausos. Bien.

Más concursantes

El tercero de la noche viene a cantar. Antonio José Nieto Fernández (Lucena, Córdoba, 1977) viene acompañado por Rosendo Fernández a la guitarra. Comenzó con fandangos de su tierra, Lucena, con ese giro en el melisma característico de los cantes cordobeses. Sube el registro el cantaor, que mantiene y estira a su quehacer. Siguió por minera, con conocimiento y actitud, con una entrada de vértigo subiendo el registro de la garganta. Muy bien. Luego por taranta, repitiendo fuerza y poderío, con Rosendo al quite de su principal. Muy bien. Para terminar su actuación Nieto se marcó unas seguirirllas de aúpa, con Rosendo desarmado ante el poderío vocal del cantaor. Tremendo. Muy bien. Fue despedido con olés y aplausos del público. Sigan anotando...

La primera bailaora de la noche se llama Lucía Campillo Morales (Murcia, 1987). Viene acompañada por un cuadro con un cantaor al frente: Juan José Amador (Juan José Amador Amador, Sevilla 1960) canta para la bailaora  que interpreta taranto en su primera salida. Muy bien, de verdad, con todo por todo: tacón, giros, desplantes... Figura y mucho Arte en esta bailaora de enjundia.

De nuevo el cante. Se llama José Salazar (José Anillo Salazar, Cádiz 1978) y sube al estrado acompañado por un viejo conocido, el guitarrista Rafael Rodríguez, "El Cabeza". Comenzó por cartagenera, reguleras, flojito el gaditano en la voz. Siguió por minera, con aquello de "quiero hacer fuerza y no puedo", y casi se queda... Luego la soleá, y aquí se tiró a la piscina descerrajando lo poco que le quedaba en la garganta logrando olés del público. Aplausos. Una más, esta vez por la tierra, por alegrías, cumpliendo la papeleta con notable. Ya, con el sudor empapándole el rostro, remató por seguiriyas echando el resto, logrando momentos de gran flamencura, con El Cabezas allanando el camino al cantaor con ese toque preciso, a compás, incluso al toque dejando el lucimiento para su principal. Muy bien. Fueron despedidos con aplausos merecidos.

La murciana al baile

Otra vez la murciana al baile. Aparece Lucía Campillo Morales con bata de cola, azabache y diamantes a la espalda, y castañuelas!! Y aquí llega el duende por seguirilla. Sí, la mística del flamenco, el baile de mujer paseando por el estrado del Mercado, con dominio de las postizas y los arremolines de la cola. No estamos acostumbrados a ello, y el público agradece la novedad. Espectacular de pies y manos, especialmente con el taconeo deslumbrante de la bailaora, acunada por su cuadro que la jalea sin tregua. Un esfuerzo que aplaude el respetable. Espectacular. Veremos a ver...

Tiempo ahora para la guitarra. Viene de Sevilla, de Dos Hermanas, y tiene 25 años. Se llama José Marco Gómez Serrato, "Marco Serrato", y viene laureado. Comenzó por taranta de libro, serio, tranquilo, sin prisas que despistaran su compás. Va sobrado de técnica pero no deslumbra en el virtuosismo, ni falta que hace. Muy bien. Siguió por bulería agitando al público con el palo festero, subiendo el tempo, recorriendo mástil con dominio y saber hacer. Completó con remate a tres escalas que levantaron olés del público. Muy bien.

De nuevo el cante, con Moisés Vargas (Moisés Martínez Vargas. Cartaya, Huelva, 1988) que sube con Juan Martínez a la guitarra. Suenan los compases de la taranta. Se arranca Moisés con ese timbre afilado, grave, y ya se le ve venir: tremenda la voz del onubense que maneja a su antojo, con facilidad y temple, con Martínez sin despeinarse dejando hacer al cantaor. Vaya máquina tiene el de Huelva, y cómo la maneja. Muy bien. Siguió con bulería por soleá y montó la marimorena. Qué facilidad tiene para cantar, algo natural en él; no se le nota cansancio ni esfuerzo, solo gracia y arte. Muy bien. Aplausos y olés. Apunten.

Turno de nuevo para el baile. Y es el primer hombre en la competición. Cristian Pérez Sanchidrián (Alcalá de Henares, Madrid, 1990) viene acompañado por otro cuadro, con dos guitarras, dos cantaores y palmero mujer. Guapo, con hechuras... lleva el paso arrastrao, suavito. Se arranca, taconea y gira muy bien, con garbo y actitud. Es un no parar entre el taconeo del bailaor y los jaleos de su compañía, que a veces suenan de más quitando protagonismo al principal. Un esfuerzo físico tremendo que fue recompensado por el público con aplausos. Bien.

Primera cantaora dela noche

De nuevo el turno del cante, la primera cantaora de la noche, su tercera vez en las tablas de La Unión. Montse Pérez (Montserrat Pérez Rodríguez. Almería, 1978) viene con fandango minero y levantica, granaína y media granaína, y cartagenera. A su vera Antonio Muñoz al toque. Y otra vez ( ...ya van dos) me quedo embelesado en su figura, en su porte gracioso, en la mirada cómplice de la cantaora que arranca con los fandangos mineros. Segura, portentosa en el melisma duro del cante, con sabiduría, como todo lo que canta, que lo canta como quiere y le da la gana porque sabe y lo hace muy bien. Así con todos y cada uno de los cantes que interpretó, esos cantes de difícil ejecución donde una subida de melisma rompe el tono, o una salida en falso del tercio ocasiona un desastre, pero allí está Antonio para templar a Montse aun con algunos momentos de confusión entre ambos. Todo salió de rechupete. Cómo me gustaría verla de nuevo en la Final, aunque este año la competencia es grande. Esperemos la buena nueva del jurado para seguir disfrutando una vez más de su presencia en estas tablas.

Cerró esta segunda semifinal el baile por alegrías de Cristian. Y de nuevo el Arte del bailaor madrileño luciéndose en las tablas. Otra vez demostrando su buen hacer y actitud en el baile español, con garbo y salero, que fue recompensado por el ya mermado público con olés y merecidos aplausos.

La final

Hoy es el Gran Día, la Noche de la Final, que a la hora de este escrito todavía no están decididos los finalistas (falta la tercera semifinal)

Pero mientras tanto seguimos disfrutando de las actividades paralelas del Festival, que comenzarán a las 19:30 h, en la Calle Mayor, con un acercamiento entre la cuenca minera de Langreo (Asturias) y La Unión, al que seguirá un concierto de música minera a cargo de Marisa Valle Rosso.

A las 22:00 h, tiempo de la Final en el Antiguo Mercado Público de La Unión. La Gala comenzará con la entrega del "Castillete de Oro" al Instituto Andaluz del Flamenco. Y seguidamente tiempo para los finalistas de esta 56 Edición del Festival Internacional del Cante de las Minas.

Suerte para todas y todos.

Vamos por la segunda... (fotografías de Jch)

Añadir nuevo comentario