ir a la portada de ELPajarito.es

“Jamal Zougam es el chivo expiatorio de los atentados del 11-M en Madrid”

foto_articulo_completa
Cyrille Martin. (Foto: Irene Ortega)

El cineasta francés Cyrille Martin (Drôme, 1982) es el realizador del documental “Un nouveau Dreyfus?” sobre los atentados del 11 de marzo de 2004 en Madrid. En esta entrevista, el autor, cuyo trabajo le ha llevado años, se muestra crítico con las “chapuzas” del juicio sobre los atentados del 11-M en la Audiencia Nacional y con la manipulación en los medios de comunicación.

¿Cuándo y por qué empezaste a investigar sobre los atentados del 11-M en Madrid? Desde hace tiempo quería hacer algo que mostrara la manipulación de los medios de comunicación dominantes. La primera vez que vi un caso de manipulación de la opinión pública fue en 2002, cuando los medios hablaban de la guerrilla marxista de las FARC, que había secuestrado a Ingrid Betancourt. Los medios ocultaban por completo el contexto de Colombia. Y por Le Monde Diplomatique, medio que se puede calificar de alternativo, supe que el 70% de los asesinatos atribuidos a las FARC en realidad los cometían las milicias a sueldo de la patronal a las que se oponían las FARC. Más tarde, en 2007, di con los artículos que El Mundo dedicó al juicio del 11-M. La manipulación en este asunto fue flagrante, pero desgraciadamente surtió efecto. Este caso me parecía especialmente grave porque el terrorismo influye mucho en nuestra opinión política. No solo en el país afectado por los atentados sino también en los países vecinos.

Esquema de la investigación seguida por el cineasta en su documental "Un autre Dreyffus?"Has rodado y escrito el documental en calidad de “francotirador”, es decir, sin apoyo privado ni de instituciones públicas. ¿Cómo ha sido el proceso de rodaje? Mi documental es un film de montaje: su principal contenido son imágenes de vídeo, archivos ya existentes, fragmentos de telediarios, grabaciones de vídeo del juicio, además de algunas entrevistas aparecidas en los medios. He añadido secuencias que rodé yo mismo para darle un hilo conductor al documental. También he dibujado un esquema de la investigación para ayudar al espectador a orientarse entre las fuentes citadas. Para tener libertad he optado por no solicitar apoyo público ni privado y, como he trabajado prácticamente a solas, he tardado varios años en concluir el proyecto. Me gusta definirme como francotirador, término que en nuestro imaginario colectivo evoca el movimiento de resistencia comunista de los francotiradores y partisanos (FTP) durante la Segunda Guerra Mundial.

Tu documental muestra numerosas “chapuzas” en el juicio de los atentados. ¿Cómo es posible que la opinión pública española no se haya fijado en estos errores? Es muy sencillo: fuera de España no se ha informado del desarrollo del juicio. Yo tardé tiempo en comprender lo que había pasado en España, porque está relacionado con la configuración política particular de vuestro país. En el momento del juicio los periodistas más críticos con la investigación judicial eran gente como Luis del Pino, cuyas investigaciones eran irreprochables, pero que después afirmó que los verdaderos autores del atentado eran el partido socialista para ganar las elecciones tres días después del atentado, o que habían ayudado a ETA a hacerlo. Esta conclusión les desautorizó a ojos de una gran parte de los españoles, que desde entonces no se molestaron en mirar la mejor parte del trabajo de Luis del Pino: sus objeciones a la investigación judicial. Es una lástima que la derecha española más dura haya sido la más crítica con el juicio de los atentados, porque antes del juicio de 2007 no era así. De este modo olvidamos el excelente trabajo de Fernando Múgica, periodista de El Mundo, que no comparte las conclusiones de Luis del Pino.

"Dreyfus y Zougam fueron escogidos por sus pertenencias étnicas y religiosas"

Jamal Zougam es el único superviviente del comando que supuestamente cometió los atentados. ¿Zougam fue el chivo expiatorio de los atentados? Sí, claramente, es un chivo expiatorio porque cualquier persona en sus cabales lo habría declarado inocente: hemos visto que durante todo el juicio no había absolutamente ninguna prueba que pudiera inculparlo. Sus huellas, de las que tanto hablaron los medios, fueron un invento. Los dos testigos que afirmaron haberlo visto en los trenes declararon demasiado tarde: ¡tres semanas y un año después de los hechos! Por tanto, no son fiables. La bomba que se encontró intacta (para la cual Zougam habría utilizado estúpidamente una tarjeta SIM de su tienda) apareció como por encanto en una comisaría, y el jefe de los artificieros TEDAX aseguró que la bomba no podía haber estado en los trenes porque estos habían sido registrados cuatro veces, y no quiero continuar… La decisión del tribunal de condenarlo se explica por la necesidad de cerrar el caso para así evitar que surgieran más preguntas molestas. He titulado el documental “Un nouveau Dreyfus? (¿Un nuevo Dreyfus?)”, para insistir en el destino del pobre Jamal Zougam, que está en prisión en condiciones muy duras desde hace once años. Hago referencia al caso Dreyfus, en el que un militar francés judío se comió el marrón en un caso de espionaje de Alemania a Francia a finales del siglo XIX. La comparación me parece apropiada porque Dreyfus y Zougam fueron escogidos como chivos expiatorios por sus pertenencias étnicas y religiosas, que correspondían a los clichés racistas de sus respectivas épocas. En el siglo XIX se pensaba que los judíos eran potenciales traidores; hoy se piensa que los musulmanes son terroristas en potencia.

¿Las instituciones judiciales, políticas y públicas te han puesto obstáculos durante la investigación y el rodaje del documental? No, ninguna. A Gandhi le atribuyen esta cita: “Primero te ignoran y luego se burlan de ti. Después te combaten y al final los vences”. Puede que el camino aún sea largo.

"Jueces que investigaron los atentados durante la Guerra Fría apuntaron varias veces a estructuras clandestinas de la OTAN llamadas Gladio"

En el documental, el profesor suizo Daniele Ganser sugiere la posibilidad de la intervención de los “ejércitos secretos” de la OTAN en los atentados. Algunos datos mencionados en el documental sugieren esta posibilidad, que, por supuesto, no es una afirmación mía. Yo no soy ni policía ni juez de instrucción. Pero ya que hablamos tanto de la libertad de expresión, deberían permitir que se hablara de esta hipótesis. La existencia de estos ejércitos secretos es poco conocida en España y en Francia, pero no en Alemania, ni en Bélgica, ni, sobre todo, en Italia. Estos países sufrieron los años de plomo, y los jueces que investigaron los atentados terroristas acaecidos durante la Guerra Fría apuntaron varias veces a estas estructuras clandestinas de la OTAN, llamadas “Gladio”. Creados en origen para combatir una posible invasión soviética en Europa, que finalmente no se produjo, estos ejércitos clandestinos habrían puesto en marcha una estrategia de la tensión. Es decir, habrían fomentado más o menos directamente el terrorismo para asustar a la población e inocular en ella un sentimiento de rechazo hacia los movimientos izquierdistas, que fueron acusados de ser los autores de los atentados. En televisión se han difundido varios documentales sobre este asunto, como “El Ejército Secreto de la OTAN”. Alfredo Grimaldos también les dedica un capítulo en su libro “La CIA en España”. Los movimientos izquierdistas han perdido la influencia que tenían en los años setenta, y ahora, determinados poderes quieren fomentar la hostilidad hacia la población musulmana, así como hacia los gobiernos de los países de Oriente Medio, a los que se ha acusado de apoyar el terrorismo, como ocurrió con Sadam Hussein. Tampoco hay que olvidar les révélations de Wesley Clark: la administración Bush había previsto atacar seis países más después de Irak.

¿Cuándo podremos ver el documental en España? Espero que sea lo antes posible. Ahora estoy trabajando en la versión española. Después buscaremos los canales de difusión apropiados para el documental. Creo que debería interesar al movimiento español anti-OTAN, que es mucho más fuerte que en Francia, donde no hay bases militares americanas desde 1967 por decisión de Charles de Gaulle.

¿Tienes otros proyectos de documental en perspectiva? Por ahora solo tengo ideas sin concretar. Por ejemplo, y continuando con el tema de la manipulación de la opinión pública, sería interesante mostrar una estrategia vieja como el sol y que los medios utilizan con mucha frecuencia: divide y vencerás. Esto, en cierto modo, es lo que pasó con el 11-M: los periodistas que pusieron en evidencia las contradicciones de la investigación de los atentados sufrieron el rechazo de gran parte de la población, que les asimilaba a un sector político opuesto sin advertir la parte de análisis crítico del juicio de su discurso.

 

 

Comentarios

Enviado por pepe fernandez el

Este documentalista actúa igual que los terroristas de París. Inventa datos y se vanagloria de su superioridad moral construyendo una historia de fantasía. Ahora va a resultar que los pijos terroristas trabajan para la CIA con el objetivo de acabar con los movimientos de izquierdas. ¿Seguro que no trabajan para los extraterrestres?

Enviado por jose aleixandre el

No se si te has percatado de que tu forma de rebatir lo que dice el artículo se basa en la burla y la descalificación. ¿La superioridad moral que denuncias en otro no está presente también en tu comentario?

Enviado por Víctor Sampedro el

¿Credenciales de este "cineasta"? ¿Trabajos previos? ¿Nuevas evidencias que aporta? ¿Qué tipo de información es ésta? Pura conspiranoia ¿de izquierdas? que invoca a Luis del Pino (el de los Peones Negros).La conspiranoia nunca fue periodismo. Por favor, relean esto antes de publicar la siguiente pieza sobre el terror(ismo). Lo saqué en Público ya hace un par de años... y algunos como si nada

http://iniciativadebate.org/2014/04/03/periodistas-inmundos-non-gratos-i...

Enviado por ruben el

Estuve años investigando el trabajo de Luis del Pino, hasta que no me quedó estómago, finalmente decidí olvidar el tema y dejar de votar. Un dato curioso es que si mal no recuerdo el nombre de jamal sale a la palestra por primera vez en España por cortesía del servicio de inteligencia francés. Irónico verdad? En fin, buen artículo, pero llega 10 años tarde.

Enviado por Rafalaz el

El atentado, que tuvo lugar hace más de 11 años, es un tema cerrado.
Toda investigación que se haga ahora no podrá contar con información de primera mano, y, como es más que evidente, no aporta datos nuevos a los ya discutidos en su momento. Mejor dicho, todos sus argumentos ya se desmontaron uno por uno en el juicio, con PRUEBAS.
Para colmo, es evidente el oportunismo de La Crónica, colocando esta noticia justo después del atentado de Paris, cuando el interés por el terrorismo yijadista está muy alto.

Enviado por Manolo Jota el

Supongo que a más 48 horas desde los atentados de París, la policía gala ya habrá desmantelado todos los restos con pruebas, los habrá reducido a piezas diminutas y los habrá lavado convenientemente con acetona. De lo contrario pensaré que es una actuación policial conspirativa

Enviado por pepe goteras el

Viva Jamal Zougam, viva los inocentes. Muchos estamos contigo, por si lees estas palabras.

Enviado por ESCOLAR CENSOR el

ajajjaj como el senor Escolar ha corrido a censurar la entrevista que se publico en su periodico y no solo eso sino que ha puesto una nota de prensa descalificando al propio entrevistador alguien que es un activista de izquierdas en Francia pero que para Escolar es un facha conspiranoico.

Enviado por Martin seco el

No existe en España un facha más conspiranoico que Ignacio.escolar. Se puede ser facha de izquierda o facha de derechas. Pero es que Escolar cambia muy frecuentemente de ideología según lis votos. Fue un Zapaterista fiel mientras el PSOE le concedía o le pagaba los favores por defenderfer sus decisiones en su diario. Ahora es podemita. Y claro...le viene fatal esta entrevista porque deja entrever que la mano negra del PSOE pudo, y de hecho creo que casi fue, estar en ese atentado cuando el era su máximo defensor.

Enviado por Rosa Diez Santiago el

Cuanto me alegro de que Cyrelle Martin haya hecho esta película y qué ganas tengo de poder verla. Qué gran engaño, qué gran manipulación y cuantas mentiras se han dicho en este país para tapar todo lo que hicieron en el 11M. No sé cuando habrá narices para sacar de nuevo toda esta basura y meter en la cárcel a todos los que deben estar y no al "pobre" Zougam que cargó con todo el mochuelo.

Añadir nuevo comentario