ir a la portada de ELPajarito.es

Negocio educativo sin control y sin parar

José L. López Lillo

Si tan mal lo pasan los centros privados, ¿por qué se abren más que públicos?

Ejemplo: un centro de enseñanza que en la actualidad tenga concertadas dos líneas de Infantil, dos de Educación Primaria, dos de ESO, según los presupuestos de la CARM de 2016, supone:

  • Sueldos: aquí entran tanto el encargado del aula como los apoyos.
  • Gastos Variables: Trienios, Tutorías, Dirección y Jefaturas (Estudios Departamentos)
  • Otros gastos: Limpieza, mantenimiento, funcionamiento, reposición material, personal auxiliar.

Es decir, recibe para su mantenimiento lo que en el cuadro se detalla como gastos variables. En total 184.168 euros. Para que se entienda, vamos a desglosar los gastos más abultados que puede tener un centro de estas características.

Esa diferencia es lo que les quedaría para gastar en artículos de oficina, limpieza y otras necesidades.

Un colegio público con 26 aulas, en el que el Ayuntamiento se hace cargo del conserje, luz agua, limpieza y pequeñas reparaciones, recibe por parte de la Consejería de Educación unos 11.500 euros para sus gastos, oficina y otras necesidades (sin contar transporte o comedor si lo tuvieran).

"Las únicas auditorías a centros concertados han sido hechas a colegios que no cobran cuotas"

Un maestro en un colegio concertado sale por 38.729 euros, según presupuestos CARM, sin contar trienios o antigüedad, que saldrán de lo que se llaman gastos variables, de los que cada aula tiene desde 6.226,10 euros –un aula de infantil– hasta 10.682,31euros por las de la ESO.

Según información de la Consejería, un docente de Primaria en la educación pública (salario + gastos sociales ), con una antigüedad de 12 años, dos sexenios y 4 trienios, supone 38.670,90 euros.

Lo que resulta más llamativo es que con el dinero del concierto hay algunos centros privado-concertados que no cobran ni un euro a sus usuarios, puesto que ese dinero es suficiente para su mantenimiento tal y como marca la ley; mientras que otros cobran una cuota que puede ir desde 50 hasta 180 euros, por conceptos como guarda (hora antes del comedor), piscina, desgaste de material, informática, enfermería, psicólogo…, sin contar transporte y comedor, que en principio es lo único que podrían cobrar. A ello se unen uniformes, libros y material escolar que algunos centros venden en exclusiva.

Ese dinero cumple dos objetivos, siendo el primero seleccionar al alumnado y el segundo engordar las cuentas de ciertas personas.

Muchas de la denuncias realizadas a la Consejería de Educación se resuelven con que "el pago es voluntario", sin entrar en el fondo de la cuestión, que es el acoso y la discriminación de las familias que "no pagan" los servicios o las actividades "voluntarias".

Desde que en 1997 comenzara la privatización con la concertación de dos colegios montados por personas afines al desaparecido ‘Ruiz Mendoza’ –por cierto, el único trabajo conocido de Ramón Luis Valcárcel antes de dedicarse a la política–, la escalada en la privatización ha sido incesante a lo largo y ancho de la Región: en total más de 30 conciertos nuevos, todos con Infantil, Primaria y Secundaria, con un mínimo de 13 aulas, pero estando la mayoría en torno a las 26, sin contar aulas diversificación, apoyos y FP.

En todo ese tiempo, y después de muchas denuncias o quejas, la Consejería solo ha impuesto una sanción que, después de 9 años y de que "alguien" perdiera el expediente y que gracias a la persistencia de un padre coraje se volviera a abrir, se resolvió con una multa de 400.000 euros por cobros indebidos y discriminación de una alumna, que al día de la fecha todavía no se ha satisfecho por estar recurrida ante los tribunales.

Después de las denuncias recibidas hasta ahora, las únicas auditorías que se han hecho a colegios concertados han sido hechas a dos centros que no cobran cuotas. Ya va siendo hora de que la Consejería tome cartas en el asunto porque las cuotas suponen una discriminación no solo para las familias que no pueden pagar, sino también para los colegios concertados que cumplen la ley y, por supuesto, para los centros públicos que reciben no sólo a los alumnos que los eligen, sino también a todas las familias que los privado-concertados rechazan.

Sobre la segunda cuestión, el engorde de cuentas y las triquiñuelas que usan para hacerlo, escribiré otro día.

 

Comentarios

Enviado por Enrique Fuster ... el

Gracias, José Luis, por seguir investigando para que podamos conocer los números frente a otras informaciones basadas en frases hechas y repetidas hasta la saciedad como: "es más rentable la enseñanza concertada que la pública".
Esperamos la segunda parte que anuncias para que nos ilustres sobre este proceso de privatización de uno de los derechos fundamentales, la Educación. Un derecho que parece tenemos que financiar a los más "pudientes" mediante la dotación de medios materiales y personales aunque su corresponsabilidad en la atención a la diversidad sea algo puntual, centrada en unos pocos centros de la Región.

Enviado por JOSE LUIS SANCH... el

Muy buen artículo amigo José L.,.
El trasfondo del artículo tan bien documentado es en definitiva la falta de transparencia existente en la gestión de los fondos públicos de los conciertos educativos por la Consejería y los Centros finalistas.
Es por eso que desde aquí te invito a que explores las posibilidades inmensas de acceso a la información que os facilita la actual Ley de Transparencia por medio de su Oficina de Participación Ciudadana. Lo más que puede pasar es que este equivocado, pero en caso de acierto con una iniciativa sencilla se ponen en marcha unos mecanismos que obligan a rendir cuentas.
¿Acaso no son públicos los fondos que utilizan?
Hablemos del tema.
Saludos.

Enviado por Eric el

Hola, gracias por el artículo, me parecen, aunque breves, muy interesantes las consideraciones realizadas. Me gustaría ahondar en el tema de las auditorías. ¿Cuándo se realizan y en base a qué criterios? Además, me preguntaba ¿de qué fuente ha comprobado que las únicas auditorías que se hayan hecho hayan sido a colegios concertados que no cobran cuotas?

Gracias de antemano,
Eric

Añadir nuevo comentario