ir a la portada de ELPajarito.es

Carta abierta al delegado del Gobierno

Asoc. Ni Peras ni Manzanas

Sr. delegado, quizá no sepa por qué se celebra el Orgullo. Se lo vamos a explicar: en la madrugada del 28 de junio de 1969, la policía de Nueva York dirigió una redada contra el pub Stonewall, donde habitualmente se reunían gais y transexuales. El colectivo gay respondió con una serie de manifestaciones que derivaron en disturbios e incidentes violentos que duraron varios días. Este episodio marcó el momento en el que la población de gais, lesbianas, bisexuales y transexuales, cansados de ser perseguidos, comenzaron a luchar contra todo un sistema social y legal hostil que les oprimía. Fue el inicio de lo que hoy conocemos como la conmemoración del Orgullo LGTBI en el mundo entero, que no es ni más ni menos que un acto pacífico y alegre de reafirmación, un ejercicio de libertad para ser, para existir, para ser respetados y respetadas, sea cual sea la orientación sexual.

Lo que empezó siendo una represión se convirtió en la mayor fiesta mundial por la tolerancia, la libertad y la dignidad.

"Ha sido un acto temerario e irresponsable permitir a ese grupo llamado 'Lo Nuestro' que se manifestara el mismo día de la celebración del Orgullo LGTBI por las calles de Murcia"

No todo el mundo entiende lo que significa. Supongo que porque no todo el mundo entiende que la libertad propia acaba donde empieza la del prójimo.

En España llegaron las primeras manifestaciones del Orgullo en 1977, después de la era Franco, en la que los homosexuales fueron fuertemente reprimidos en nuestro país, y en aquel año lo que se pedía era amnistía. Amnistía para los presos por razones de orientación sexual. Esto, que hoy nos parece increíble, fue el inicio del camino de la dignidad del colectivo LGTBI en nuestro país.

Afortunadamente, los españoles hoy podemos sentirnos orgullosos de pertenecer a un Estado de Derecho con un cuerpo legal que garantiza las libertades y la dignidad de las personas, de formar parte de una ciudadanía que entiende que el respeto a la diversidad es algo fundamental que nos engrandece y garantiza la seguridad.

Lo que ocurrió el sábado por la tarde en la ciudad de Murcia, en pleno acto conmemorativo del Orgullo 2017 es, sencillamente, inaceptable. Unos señores, por llamarlos de alguna manera, banderas de España en alto, atentaron violentamente contra los participantes de la marcha tratando de boicotear el desfile multicolor, lleno de alegrías, de esperanzas, de compromiso con los derechos sociales. Gracias a la policía, que escoltó fuera del lugar a los pretendidamente españolísimos atacantes, el asunto no se fue de las manos, porque nadie está dispuesto a dejarse apabullar, apalear o insultar. Y la policía estuvo ahí gracias a que diferentes asociaciones y partidos políticos, quienes durante los días previos alertaron a su Delegación y a los cuerpos y fuerzas de seguridad de que una manifestación neonazi, fascista, disfrazados de españoles, era absolutamente incompatible con el ejercicio pacífico, divertido, festivo y reivindicativo de la libertad de unos pocos.

Sr. delegado, ha sido un acto temerario e irresponsable permitir a ese grupo llamado “Lo Nuestro” que se manifestara el mismo día de la celebración del Orgullo LGTBI por las calles de Murcia. Un grupo que se dedica a hacer proclamas xenófobas y homófobas, y a cometer actos violentos allá por donde se encuentra al diferente. Un grupo cuyos participantes tiñen su nombre más de siniestro que de nuestro. Lo que hubiéramos esperado de esta Delegación es, además de más sensatez, compromiso social por los derechos humanos, tal y como han demostrado diferentes instituciones de la Región, que lejos de la indiferencia mostrada por la que usted representa, se han unido a los actos conmemorativos.

Estamos seguras de que usted, señor delegado, no va a dimitir; así que no vamos a perder el tiempo en pedírselo. Entendemos que alguien que ocupa un cargo de tal magnitud es consciente de que errores de tal calibre pueden originar muchos problemas, pero por si no es consciente, aquí queda dicho. Para la próxima.

Junta Directiva de Asociación Ni Peras Ni Manzanas. Purificación García, presidenta; Mar Tornero, vicepresidenta.

 

Añadir nuevo comentario