ir a la portada de ELPajarito.es

"…Aunque seas martillo, paciencia"

José Miguel Riquelme Ruiz

Aún no terminadas las votaciones de Vistalegre-2, el mismo sábado, nuestro diputado y renovado miembro del Consejo Ciudadano Estatal, Javier Sánchez, apostaba “por la salida de Urralburu de la dirección regional de Podemos”… “Si sale el proyecto de Pablo Iglesias, habrá que darle una vuelta a la orientación política que tenemos en la Región de Murcia”.

Ratificado el éxito de los planteamientos de Iglesias, continúa en medios planteando que esta victoria frente a los postulados de Errejón “debe suponer un giro en las listas provinciales”, por lo que “hay que trasladar a las autonomías la decisión (de la Asamblea)”.

"No parece que pedir la “plancha” del resultado estatal hacia la organización autonómica ayude mucho a esa “unidad” con “humildad”, que recogía Pablo"

Podría pensarse que esta puesta en escena por parte del compañero Javier Sánchez, y de quienes le apoyan, viene motivada porque los documentos aprobados en Vistalegre-2 mandatan a una renovación en cascada de las diferentes estructuras autonómicas, pero nada de ello hay. En el aspecto político, los nuevos documentos establecen cierta descentralización para las regiones[1]; y, en lo organizativo, marcan plazos y protocolos para la “adaptación en aquellas cuestiones que puedan llevarse a cabo sin necesidad de convocar un Congreso Ciudadano de renovación de documentos y órganos”, dejando el resto para cuando se produzca esta renovación.

Pero no, cuando una gran mayoría de la inscripción de Podemos se alegra y felicita por haber eliminado el sistema de votaciones en plancha –sistema que facilitaba votar a un líder y a toda su lista con un solo click–, nuestro diputado parece que quiere recuperar este método plancha y aplicarlo, más allá de las candidaturas estatales, hasta llegar a las secretarías generales y consejos ciudadanos regionales; no otra cosa se puede pensar cuando vincula el resultado de las elecciones a la Secretaría General y al Consejo Ciudadano estatales con el futuro político de la Secretaría General y del Consejo Ciudadano autonómicos.

Declaraciones que muestran también no querer escuchar el clamor masivo, al menos de las personas que pudimos asistir a Vistalegre-2, que, al grito de “Unidad”, llamaban al entendimiento y colaboración entre las corrientes; pues no parece que pedir la “plancha” del resultado estatal hacia la organización autonómica ayude mucho a esa “unidad” con “humildad”, que recogía Pablo. Saberse ganador en estas elecciones estatales e intentar debilitar a su adversario regional punzando con declaraciones que fomentan su desestabilización y creando un aura de derrota regional, son razones que contradicen los buenos amores de Pablo.

El esquema es viejo, de vieja política, hacer ruido, insertar la duda, la falta de confianza y la discrepancia en el adversario, aun cuando esta duda no se haya planteado ni tenga un respaldo o eco real de la inscripción en ese sentido, da igual, lo importante es crear esta imagen de necesidad de trasladar el resultado estatal al ámbito regional e instalarla en el pensamiento colectivo. Cuando no sea algo aún más viejo, pues podría parecer también una criba política por haber osado respaldar la opción contraria y perdedora.

En fin, no soy político profesional y quizás por eso no entiendo este tipo de mensajes y su vehiculación a través de estos medios de comunicación; que ahora uso por hartazgo.

De la misma forma que no soy de los que creen en una única y monolítica opción; motivo por el que no me he implicado con ninguna corriente en este proceso estatal, y he votado en conciencia, documentos, candidatas y, por supuesto, Secretario General, pensando en conseguir un Podemos que realmente sirva de herramienta social y política para traer una sociedad justa y humana.

Hace falta construir pueblo, sumando y consolidando esfuerzos, “unidad con humildad”, utilicemos lo mejor de cada una de nosotras para conseguirlo, y usémoslo con paciencia.


[1] Dejando, por ejemplo, que sean las autonomías las que decidan las estrategias y las fórmulas de confluencia social o alianzas programáticas adecuadas para concurrir a los diferentes procesos electorales en 2019.

José Miguel Riquelme Ruiz, consejero Ciudadano Autonómico, Podemos Región de Murcia

 

Añadir nuevo comentario